viernes, 19 de febrero de 2016

Persianas de librillo



Las persianas librillo o comúnmente conocidas en ciertas regiones como persianas mallorquinas o persianas mallorquín; son unas de los tipos de persianas más antiguas como protectoras del sol y usadas como las puertas del balcón, estas persianas están estructuradas con una característica muy especializada y es que son graduables para permitir la entrada de la luz, aparte de ser una ventilación indirecta. En gran parte de la estructuración de estas persianas el ángulo de graduación puede llegar hasta los 160°.
 Se fabrican con madera usualmente pino de Oregón, Flandes o Soria y se les da un acabado natural a través del barniz, sin embargo, hoy en día se están cambiando los materiales de fabricación y están optando por usar el PVC y el aluminio de igual manera el tipo de material que se utilice para su elaboración es bastante resistente toda eventualidad, además este tipo de persianas suele durar muchos años.
Este tipo de persianas se adapta fácilmente a cualquier ventana, por otra parte tienen muchas ventajas debido a que podemos graduar manualmente la abertura de las láminas, al cerrarlas completamente estas impiden que la lluvia o los rayos del sol penetren en nuestra estancia, su cierre es prácticamente hermético si es bien instalada la persiana.

Puertas persianas


La principal razón de su creación fue para el resguardo de puertas balconeras y puertas al exterior pero acristaladas. Este es un sistema que está estructurado con un plegado modificable que es muy permisivo a la hora de acoplar algún elemento que se necesite, según sea el caso de la estructuración, adaptándose al espacio al que se lleve. Así es como podemos tener unas ventanas abatibles  que puedan resguardar esos grandes espacios acristalados.
Hay que reconocer que tiene una diferencia muy notoria con respecto a las diseñadas especialmente para ventanas. Una de estas comienza siendo una longitud vertical muy extensa que existe, haciendo que sea necesario unos carriles de guía en las zonas superior e inferior, creando el sistema plegadizo que son notorias en las estructuras de las persianas, pero todo es logrado de forma práctica y sencilla, gracias a los carriles guías que componen esta estructura.


Variantes de las ventanas de librillo

Lo que más se puede destacar como algo positivo en estas estructuras, es su forma práctica y sencilla de manipular para cualquier persiana, además de que podemos graduar constantemente -según la necesidad- las tablillas que conforman las persianas, para que pueda pasar suficiente luz o, por el contrario, no dejar pasar los rayos del sol, aunque también por eso es limitada la entrada del aire si se cierran completamente, por eso el graduar bien es lo que nos permitirá un espacio cómodo y a gusto.

Aunque pensamos que las persianas de librillo están en su mayoría con esta disponibilidad explicita de graduación, existen otro tipo creado que no lo permite, estas son las de tablilla fija, sin embargo, se tiene que estar muy en claro que el objetivo de estas persianas es algo distinto, porque el cometido de ellas es proteger de la luz solar y agregado es evitar que la estancia internamente sea vista desde las zonas del exterior. Se tiene un espacio entre las tablillas para que pueda entrar una luz natural, permitiendo que según la intensidad y hasta posición del sol, la luz penetre con naturalidad por medio de ellas, además de que el aire seguirá entrando por las rendijas que existen entre las tablillas, el objetivo es evitar la visión, pero no la ventilación correcta y adecuada del lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario